ActionCoach abre delegación en Murcia

0

La ayuda de un tutor, de un coach de negocios, es una de las posibles soluciones para muchos emprendedores y empresarios autodidactas, quienes, a pesar de su éxito con el producto/servicio que dominan, se enfrentan a problemas a la hora de contratar empleados, acceder a financiación, salir al extranjero… Por este motivo, la red mundial de este tipo de asesores, ActionCoach, está creciendo por toda España, y buena prueba de ello es su llegada a Murcia, de la mano de un nuevo asociado: Alberto Reverter.

Este emprendedor comenta que “tras más de 15 años gestionando diferentes empresas desde la dirección, ayudando a su crecimiento y expansión, obteniendo óptimos resultados, tanto en gestión operacional como en ventas, recursos humanos… sentí la necesidad de probarme; de demostrarme a mí mismo mi valía”. Además, también asegura que se siente cómodo “ayudando a los demás, siendo capaz de aportarles ideas, un sistema o unas estructuras de trabajo. El que los dueños de negocios puedan desarrollar sus sueños es parte de mi recompensa diaria”.

Alberto Reverter es MBA Executive por la Escuela de Negocios de la Universidad de Murcia, y Operations Consultants Course por la Universidad de Londres 2012. Ha trabajado durante casi una década en el Área de Dirección de McDonald’s España. “Y tras algo menos de un mes poniendo mis servicios a disposición de los pequeños empresarios de Murcia, para ayudarles en la resolución de los problemas que surgen de la dirección de una empresa, puedo asegurar que no he parado: la figura del coach es algo cada día más reconocido y demandado. Aunque es cierto que queda un buen camino por recorrer para llevar a directivos, gestores y empresarios nuestra ayuda, para desarrollar su negocio, conciliar los objetivos profesionales y personales, y retomar los principios e ilusiones que les llevaron a crear y desarrollar su negocio”.

ActionCoach es una multinacional de origen australiano (1993), pero con sede permanente en Estados Unidos, especializada en tutelaje de negocios, que ya cuenta con cinco asociados en nuestro país (en Madrid, Navarra, Comunidad Valenciana y Murcia). Y para seguir expandiéndose la franquicia maestra para España busca conocedores del mundo empresarial, profesionales que tengan una cierta inclinación didáctica y un cierto perfil comercial, aunque también tienen sistematizada esta labor. La inversión necesaria para poner en marcha una unidad operativa de esta enseña es de 60.000 euros, incluido el proceso de formación en Monterrey, México (con los gastos de alojamiento y manutención pagados).