Claves para ordenar el nuevo entorno laboral en las pymes

0

No cabe duda de que la crisis suscitada por el coronavirus ha supuesto una reorientación de todos los ámbitos de la gestión empresarial.

En concreto y, tal y como destacan desde Woffu, startup especializada en la optimización de la gestión del tiempo de los empleados (vacaciones y ausencias, control horario y presencia), el ámbito de los Recursos Humanos se rige ahora por un nuevo paradigma digital y las necesidades de los responsables y los empleados en la empresa se han visto modificadas.

En este sentido, los departamentos de RRHH necesitan información, métricas de tiempo y evolucionar en un entorno de máxima flexibilidad laboral: el teletrabajo se ha impuesto como la alternativa para cumplir con el confinamiento y evitar así contagios. La práctica del trabajo en remoto ha puesto de manifiesto las ventajas que supone y es muy probable que haya llegado para quedarse. Por este motivo, en este momento los departamentos de RRHH ven como sus necesidades cambian y se reenfocan. Una de las principales demandas en el momento que estamos viviendo es disponer de visibilidad sobre las principales métricas relacionadas con la optimización del tiempo para poder mantener el orden y el control en la organización. Por otro lado, es necesario adaptarse a una situación que plantea “un antes y un después” para las compañías, que deben amoldarse rápidamente a la realidad digital de esta gestión tiempo. Del mismo modo, los responsables de RRHH tienen ante sí el reto de guiar a las personas a través de las nuevas tendencias de flexibilidad horaria y del teletrabajo que exige la situación actual.

Los responsables de equipo necesitan visibilidad, organización y comunicación: por otro lado, los responsables de equipo tienen ante sí una serie de retos provocados por la “tele gestión” de los equipos. Los responsables necesitan tener visibilidad sobre quién está o no accesible. Del mismo modo, deben organizar la jornada laboral de sus equipos a distancia y además, entender cómo se organizan. Asimismo, una de las principales necesidades es comunicarse de manera eficiente e inmediata con sus equipos sin pérdidas de tiempo.

Los empleados necesitan orden, eficiencia, y tiempo real invertido: del mismo modo, los empleados están frente a una nueva forma de trabajo en la que ya no prima tanto el horario, sino los objetivos y los resultados. Por esto, es necesario que se organicen de manera eficiente en el nuevo entorno laboral y en este punto es esencial que conozcan el tiempo real invertido en su jornada laboral. Por último, es básico que cumplan con sus obligaciones personales durante la jornada laboral, sin dejar de informar a los responsables sobre su disponibilidad o no.

Es indudable que anticiparse minimizará el caos que muchas organizaciones, por falta de costumbre, están padeciendo. Es clave seguir cuidando de las personas en este nuevo paradigma, un reto sin precedentes. Las nuevas tecnologías son ahora más que nunca nuestras aliadas.