Claves para que los negocios de las pymes crezcan en 2021

0

Comienza un nuevo año y las pymes y autónomos españoles ya se están marcando los nuevos objetivos a lograr en este 2021. La pandemia del coronavirus lo ha cambiado todo y la forma de vender y hacer negocios no iba a ser menos, es por ello que este nuevo año se presenta con un sinfín de nuevos retos para los pequeños empresarios. Lo que hasta hace poco era una realidad para cientos de pequeñas empresas, hoy es un imposible y lo que hace unos meses se veía como imposible, ahora se ha convertido en el día a día que viven muchos de ellos.

GoDaddy, empresa que empodera a los emprendedores en su día a día, quiere resaltar la importancia de no quedarse atrás y reinventarse para poder hacer frente a todos los retos de la conversión que están viviendo las pymes y los autónomos españoles. Para que todas estas pequeñas empresas puedan continuar con su actividad y no quedarse atrás es importante cuidar y desarrollar al máximo los siguientes campos de la digitalización:

Crear una web y tenerla actualizada: a pesar de que internet se ha convertido en la mejor oportunidad para mantener abierta una empresa, al comienzo de la pandemia un 37% de las empresas todavía no tenían una página web, según la encuesta “Impacto del Covid-19 en las pequeñas empresas y autónomos españoles”. Ahora que se conocen las consecuencias de la pandemia, los autónomos saben que tener presencia en internet para una pequeña empresa ya no es una opción, ahora se ha convertido en una obligación. Pero no solo eso es importante, a día de hoy no basta con tener una página web, sino que es igual de importante actualizarla con cierta periodicidad. Añadir novedades, actualizar el contenido y aportar una usabilidad a la web fideliza a los clientes habituales y, además, aporta un motivo para atraer a nuevos usuarios.

Implementar un canal de venta propio o un marketplace: según el INE, el año pasado más de 20,2 millones de personas realizaron operaciones de comercio electrónico. Por lo tanto, y teniendo en cuenta la situación actual, contar con una plataforma a través de la cual una pequeña empresa pueda tener la oportunidad de vender sus productos o servicios online es una herramienta básica para generar ingresos y hacer que el negocio crezca. Sabiendo el margen de mejora que estas herramientas pueden llegar a proporcionar a las pequeñas empresas, en una reciente encuesta realizada por GoDaddy, se mostraba que solo 1 de cada 10 ofrece actualmente sus productos a través de una plataforma de ventas online, algo que necesariamente debería cambiar para que los autónomos españoles puedan afrontar el cierre de sus establecimientos físicos y las limitaciones de aforo.

Mejorar el posicionamiento en los principales buscadores: ante la crisis actual es más importante que nunca encontrar canales para llegar a los posibles clientes, para compensar la pérdida de ventas en los negocios presenciales. El posicionamiento SEO puede lograr este objetivo, pero es actividad es poco practicada por los autónomos españoles, según una encuesta de GoDaddy, en la que se averiguó que el 89% de los encuestados declaraba no utilizar estrategias de SEO. Para mejorar estas técnicas se debe contar con un contenido original, actualizar el contenido del blog a menudo, utilizar palabras clave o incluir enlaces que identifiquen el producto que se está vendiendo, entre otras cosas. De contar con poco tiempo para esa actividad, una buena alternativa es aumentar la inversión en estrategias SEM.

Campañas en redes sociales: desde que apareció en escena la covid-19, y las consecuencias empresariales de ello, la mayoría de los pequeños empresarios españoles quisieron apostar por nuevas herramientas tecnológicas para continuar en contacto con sus clientes, siendo WhatsApp la opción más utilizada (60%), seguido de las redes sociales (46%) y del email marketing en tercer lugar (31%). Teniendo eso presente, las redes sociales son una de las herramientas más adecuadas para darle un impulso a cualquier pequeña empresa. Hacer directos en Instagram o Facebook es una de las estrategias más efectivas, le pone cara a un negocio y lo acerca a sus seguidores haciendo que se sientan parte de nuestra marca. Y, por otro lado, otra de las técnicas más útiles es utilizar el social selling, vinculando las publicaciones de las redes sociales a una tienda online, aumentando así las ventas de un pequeño negocio.

Eliminar las barreras: en una encuesta realizada por GoDaddy se descubrió que el desconocimiento generalizado era el principal impedimento para que una pequeña empresa diera el salto al mundo digital, de hecho, casi 8 de cada 10 encuestados (78%) no tienen página web, porque no sabían los pasos que debían seguir para ponerla en marcha.

“El año 2021 representa una oportunidad para todos los autónomos españoles. Estos pequeños negocios tienen ante sí una época de cambio, en la cual reinventarse y adoptar nuevas herramientas de digitalización van a ser la clave para mantenerse a flote en esta crisis del coronavirus, que por lo que parece no acabará en unos meses. Utilizar las herramientas que ofrece internet en favor de un pequeño negocio es la mejor solución para recuperar las ventas de un negocio físico y seguir en contacto con los clientes e incluso ganar algunos nuevos”, finaliza Gianluca Stamerra, Director Regional de GoDaddy para España, Italia y Francia.