Distrito Estudio crece un 20% en el número de socios

0

La cadena gallega de boxes de entrenamiento Distrito Estudio ha superado sus expectativas, alcanzando en sus centros a un total de 2.300 socios durante el primer semestre del año, lo que supone un crecimiento del 20% con respecto al mismo periodo del año anterior.

A pesar de la situación provocada por la pandemia, la compañía ha logrado cumplir sus objetivos, gracias al esfuerzo de un equipo plenamente comprometido que a diario consigue, no solo un alto nivel de fidelización, sino atraer la atención de nuevos clientes, con una media de 35 altas mensuales en los seis centros deportivos que la empresa tiene a nivel nacional, que están ubicados en Vigo (2), Barcelona, Valencia (2, uno de ellos en la quinta planta de El Corte Inglés de Avenida de Francia Distrito NB) y Bilbao.

Los responsables de la compañía afirman que estas cifras no se han visto perjudicadas por los efectos de la pandemia por dos razones. En primer lugar, debido al diseño de los centros de la cadena, estructurados desde su fundación como boxes de entrenamiento en grupos reducidos y con espacios individuales de 5 metros cuadrados para cada deportista. “Esta distribución, que es original de nuestro sistema de entrenamiento, y que limita los grupos a 12 personas, ha supuesto que la necesaria reorganización que se está produciendo en los centros deportivos nos esté resultando muy favorable”, afirma David Estébanez, Socio y Director de Expansión y de Franquicia de la cadena.

El otro motivo del éxito ha sido el trabajo realizado por la cadena durante el confinamiento, que ha dado lugar a una plataforma con cerca de 10 horas diarias de clases virtuales, que han dato soporte y atención a los más de 3.000 socios con que cuenta el club a nivel nacional, con edades comprendidas entre los 20 y los 65 años, donde destaca además que el 50% son mujeres.

Distrito Estudio se dirige a inversores y emprendedores que buscan un modelo de negocio rentable y con una reducida inversión, cercana a los 250.000 euros + IVA (con un canon de entrada de 35.000 euros). En esta cantidad de inversión se incluye el equipamiento del centro, así como la tienda New Balance -es la única cadena de centros oficiales de esta marca a nivel internacional- que se ubica siempre dentro del establecimiento. La compañía estima el plazo de recuperación de la inversión en tres años.