El 80% de las pymes españolas no cumplen con la autorización de pagos

0

La mayoría de las compañías de España no dispone del denominado Mandato, una orden firmada por el deudor para autorizar la domiciliación de los pagos. Se trata de una obligación incluida en la normativa europea SEPA y las empresas tienen de plazo hasta febrero de 2016 para adaptarse a esta normativa. Si no disponen de este documento los clientes podrán devolver los recibos de hasta 13 meses atrás con las pérdidas que esto supone.

Según datos de la empresa TBS (www.tbsonline.es) el 80% de las pymes españolas no cumplen con una de las principales obligaciones que se incluyen en la normativa SEPA. Se trata del Mandato, un documento que recoge todos los datos de facturación de los clientes de la compañía y que debe estar debidamente firmado por él. Es una orden firmada por el deudor, que da autorización para poder domiciliar los pagos a su cuenta.

La normativa SEPA contempla, por un lado, la adaptación de los sistemas financieros de cada compañía y, por otro lado, se encuentra la obligación de la obtención del mandato firmado para la gestión de cobros. Tal y como se señala desde TBS, son muchas las empresas las que se han centrado en adaptar su sistema contable, y no han centrado esfuerzos en el mandato firmado. Sin embargo, se trata de algo crítico para las compañías puesto que si no lo cumplen, los clientes tienen un plazo de 13 meses para devolver los recibos y alegar que el trámite de cobro no es correcto, al no disponer de la autorización debidamente firmada.

En este contexto, TBS ha desarrollado una solución cloud que realiza el proceso de creación y obtención de firma del mandato de una forma automática. TBS AGORA Mandatos SEPA crea y gestiona en unos segundos el mandato con la firma del deudor. Además, el cliente lo puede firmar desde cualquier dispositivo móvil. El documento se crea en formato digital, lo que supone un ahorro en pérdida de tiempo de archivo, impresión, costes de custodia…