Las pymes dan lo mejor de sí en la crisis económica

0

La crisis del coronavirus ha golpeado duramente a la economía y han salido bastante dañadas las pequeñas y medianas empresas. Salvo algunos sectores considerados de primera necesidad, muchas han tenido que echar el cierre durante semanas o intentar adaptarse al teletrabajo, para lo que no estaban preparadas. No obstante, es en los peores momentos cuando surgen grandes ideas y también han sido las pymes las que han innovado para ayudar o salir reforzadas.

El mejor ejemplo de estas iniciativas lo podemos encontrar en muchas empresas de cualquier rango. Desde pequeños comercios de barrio, hasta emprendedores y startup, han intentado sacar lo mejor de sí, para ofrecer soluciones ante una situación nunca antes vivida.

Las donaciones han marcado el confinamiento. Y no solo la de grandes grupos o multinacionales, también las pymes han aportado. Por ejemplo, Carethy ha donado más de 100.000 euros en productos de higiene a residencias de ancianos para disminuir la transmisión del coronavirus. Detrás de esta iniciativa estaban pequeños negocios como el fabricante Laurendor, el gabinete de prensa Tech Sales Comunicación y el portal Ecommerce News.

Una gran barrera para las pymes ha sido la falta de digitalización de las mismas. Leonard Pera, experto en marketing y transformación digital, puso su libro Manual para digitalizar una PYME a disposición del público de forma gratuita. El reto al que se han enfrentado la mayoría de las pequeñas empresas en este confinamiento ha sido utilizar la tecnología para mejorar su negocio, tanto los aspectos relacionados con la relación con los clientes y como en los procesos internos.

Otra forma de ayuda ha sido seguir prestando servicio, a pesar de que el cliente no podía asumir el pago. Ese ha sido el caso de MCAsensio, una pequeña agencia de comunicación, que ha visto cómo sus clientes tenían que cancelar el servicio por una falta de liquidez. Sin embargo, su respuesta ha sido un servicio altruista. “Consideramos que era un momento difícil y debíamos seguir prestándoles el servicio, ahora la comunicación es más importante que nunca”, asegura Carmen Asensio, Fundadora de la agencia.

Otra agencia, Win-Win Connection ha creado durante la pandemia un nuevo servicio online, basado en los cambios que ha generado la pandemia y van a prevalecer en el futuro. Para respaldar la adaptabilidad y competitividad de las empresas, han lanzado ONLINE SPEAKER, un taller de desarrollo profesional para ventas y marketing, ejecutivos, gerentes y estudiantes de Máster que necesitan practicar sus presentaciones online en inglés, para que sean claras y eficaces.

Las asociaciones y organizaciones sectoriales también han aportado su granito de arena. Desde el portal Agenciasdecomunicacion.org se han centrado en dar apoyo al sector creando contenido de interés específico para los profesionales, así como escuchando a las empresas sobre sus necesidades y asesorándolas sobre las mejores herramientas de forma totalmente altruista. “La comunicación empresarial aún no se valora lo suficiente en España y, ante cualquier bache económico, las empresas prescinden de sus servicios de comunicación. Sin embargo, en un momento como el que hemos vivido en el confinamiento la comunicación corporativa a través de los canales online y los medios de comunicación han sido clave para mantenerse en contacto tanto con clientes como con el equipo”, aseguran los expertos del portal.

La desescalada también ha sido un momento complicado debido al desconocimiento y el miedo. Ahí han jugado un papel importante la formación para la ‘nueva normalidad’. TrainApp ha desarrollado una solución para formar solidariamente a los restaurantes y que fueran seguros frente al covid-19. Como si de un juego en el teléfono móvil se tratara, el personal de los restaurantes puede formarse con esta app sobre protocolos y normativa en los establecimientos. La hostelería es uno de los sectores más afectados por la pandemia y las medidas preventivas de contagios parecían complicadas de implantar en la reapertura. Ofrecer al cliente de una experiencia segura era un reto. TrainApp también desarrolló este mismo servicio para las farmacias.