Las tiendas de ropa garantizan su reapertura de manera segura

0

La patronal de comercio textil (ACOTEX) asegura que, en el momento en el que el Gobierno de España autorice la apertura de los establecimientos comerciales, estos garantizarán la seguridad, tanto de los clientes, de los empleados de las tiendas, así como de todos los productos que se vendan.

Eduardo Zamácola, Presidente de ACOTEX, explica que “aunque todavía no hemos recibido ningún protocolo de actuación para el momento de la apertura por parte de las Administraciones competentes en materia de comercio, los empresarios estamos ya preparando las medidas que implantaremos para garantizar que las compras sean completamente seguras”.

En este sentido, desde ACOTEX se recomienda extremar los procesos de limpieza y desinfección de los establecimientos a diario; controlar el aforo en las tiendas; mantener la distancia de un metro y medio entre las personas; que el personal de tienda tome las medidas necesarias como protección facial y el uso de guantes, y poner a disposición de los clientes gel desinfectante y guantes.

“En las tiendas no podrá haber aglomeraciones y para ello se controlará la entrada y la salida de los clientes. Además, el personal de tienda utilizará guantes y mascarilla y se pondrán a disposición de los clientes gel desinfectante y guantes para que se puedan hacer las compras con tranquilidad”, explica Zamácola.

CAMBIOS Y DEVOLUCIONES

Desde ACOTEX también se recomienda que los clientes puedan utilizar los probadores, donde se  tomarán todas las medidas de salud e higiene necesarias para mantenerlos desinfectados.

En cuanto a los cambios y las devoluciones, se mantendrá la política que aplique habitualmente cada establecimiento y se seguirá un proceso de desinfección de las prendas devueltas, sacándolas de la venta durante 48 horas.

Por otro lado, ACOTEX, organización representante de las tiendas de ropa y complementos, advierte de que es imprescindible que el Gobierno de España garantice la recuperación del personal afectado por los ERTE de forma escalonada. “Cuando abramos las tiendas, estimamos una caída de las ventas del 70%, lo que hace insostenible el mantenimiento de todos los puestos de trabajo desde el principio”, afirma Eduardo Zamácola, quien añade que “previsiblemente algunas tiendas reduzcan sus horarios de apertura en los primeros meses”.