Qué hacer para saber vender y vender más

0

Aprender a vender es fundamental si se quiere desarrollar una empresa. ¿Qué hacer para saber vender y cómo lograr vender más? Son muchas las empresas que se realizan la misma pregunta al cabo del día. Y no es para menos. Un negocio necesita saber si su plan de marketing es eficaz y si está vendiendo de manera correcta el producto o servicio que ofrece a su público.

Antes de la crisis, las empresas solían vender de forma reactiva. Había empleo para la gran mayoría de personas, se realizaban presupuestos y no había más que esperar a recibir la confirmación y señal para continuar trabajando. Pero a raíz de la recesión se recortó en publicidad, en marketing y el empleo escaseaba.

Ante las dificultades que se pueden encontrar por el camino, resulta necesario aprender a vender para conseguir aumentar las ventas. goalboxes, Centro de Productividad pionero que ofrece programas de formación presencial y online (https://goalboxes.com/), propone los 8 puntos imprescindibles para toda empresa que realmente desee tener unos resultados exitosos a nivel comercial:

1. Prospección a puerta fría: o lo que es lo mismo, presentarse personalmente en la vivienda de los posibles clientes, para tratar de vender en el momento algún tipo de producto o servicio. Los comerciales deben perder ese rechazo al miedo y estar motivados.

2. Buscar referencias: una vez que la empresa cuente con suficientes clientes, será conveniente pedir referencias a los mismos y que sean los que te recomienden a sus conocidos. Para ello, resulta esencial deshacernos de las barreras mentales y eliminar los miedos a que el cliente pueda sentirse invadido, incómodo o molesto. “El 98% de la venta más importante se hace por referencias siempre. Aunque la mayoría no las pide”, explica el experto en Productividad, Aritz Urresti.

3. Reventas: es acertado aprender a vender más servicios o productos a un cliente. ¿En cuántas ocasiones un cliente desconoce todo lo que la empresa podría hacer por él? A veces pensamos que no van a querer informarse, que no les interesa y no les contamos lo que hacemos, porque tenemos miedo.

4. Web: es muy importante hoy en día tener una página web “viva”, esto es, activa, para que favorezca la difusión de la empresa, amplíe su público y finalmente ayude a la venta.

5. Redes sociales: el objetivo es conseguir arrastrar a tus seguidores a una venta tangible. Existen herramientas que nos permiten conocer a qué publico le interesa los producto o servicios que ofrece cada empresa, dónde poder encontrar a esas personas y cómo llegar hasta ellas. Cuando necesitemos vender un determinado producto, segmentamos el mercado en grupos específicos. Es el mejor modo de cubrir las necesidades de nuestros clientes potenciales.

6. Networking: es muy importante tener una red de contactos, para ampliar las posibilidades de venta. Cuantos más contactos haya en nuestra agenda, mejor.

7. Eventos de empresa: se deben generar determinados eventos al año. Al menos cuatro o cinco, con el objetivo de vender un producto a muchas personas y al mismo tiempo para luego poder tangibilizar y vender de manera conjunta.

8. Acuerdos de colaboración: hay que buscar y llegar a pactos y acuerdos con empresas, organismos, entidades y profesionales, para poder captar otro tipo de clientes. Aportar valor entre ambos.

“Es fundamental tener los ocho puntos muy claros y dedicarles tiempo, porque serán los que realmente provoquen que tu negocio funcione. A modo de consejo, pregúntate cuál de estos puntos llevas a cabo hasta el final o cuáles tienes que trabajar aún más. Porque a veces requiere cambiar hábitos y eliminar barreras mentales”, finaliza Aritz Urresti, CEO de goalboxes.