Retargeting y marketing de contenidos. ¿Se pueden combinar?

0

A todos nos ha pasado estar navegando por una tienda online, ver sus productos y después de un rato ver anuncios del mismo producto. ¿Estamos siendo vigilados? No!! Se trata del retargeting. Imaginaros que un usuario visita una tienda online con el objetivo de hacer una compra. Visita determinados productos, llena el carrito y finalmente por alguna razón decide abandonar la página, no comprar nada y seguir navegando por otras páginas. ¿Es un consumidor que hemos perdido? No necesariamente, es posible recuperarlo y de eso se encarga la estrategia de marketing online llamada retargeting.

Esta técnica consiste en que al consumidor le aparezcan anuncios de ese producto que iban a comprar o compraron en otras páginas con la finalidad de recordarle que lo puede volver a comprar o que aunque no lo haya comprado el producto sigue allí, disponible. Esto se realiza por medio de las cookies. Las cookies se instalan en el navegador de un usuario cada vez que visita una página web. Se instala un código en la página web que siguen las cookies y se muestran esos anuncios en páginas de terceros que acepten anuncios.

¿Qué consigue una tienda online gracias a esta técnica de marketing?

Lo primero que se consigue es aumentar el CTR. El CTR (Click Through Ratio) es la proporción de clicks que ha recibido una página y es un indicador de la eficacia que ha tenido una campaña de publicidad online. En este caso, indica la eficacia que ha tenido el retargeting. También aumenta la conversión, es decir la interacción del usuario con la página web (tanto dejar sus datos de contacto, compartir un contenido, como realizar una compra). Pero sobretodo funciona para recuperar a los usuarios que han estado indecisos a la hora de realizar una compra.

Este tipo de campañas son efectivas cuando tu página web tiene mucho tráfico. Y si este no es tu caso la respuesta está en desarrollar una estrategia de marketing de contenidos. Para realizar esta acción debes conocer la situación de tu negocio, la competencia que tiene, el público objetivo y los objetivos que quieres conseguir a través de la campaña. Después debes crear el contenido adecuado para el público objetivo y distribuirlo. Piensa en los canales donde distribuir esos contenidos y los soportes (redes sociales, email, newsletter, banners, colaboraciones con otras webs, etc).

Con esta campaña conseguirás aumentar el tráfico de la página web pero la medición y los análisis son muy importantes ya que hay que ver lo que funciona y lo que no para después emplear otras herramientas como el retargeting. Este tipo de estrategia es genial mezclarla con el retargeting ya que al aumentar el tráfico de usuarios no todos van a querer comprar. Con esta técnica de marketing online te aseguras de recordarles a esos usuarios la necesidad que tuvieron en su momento de hacer esa compra y el interés que tuvieron. Se trata de recordarles que tuvieron esa necesidad latente y estimular esa compra.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here