sector de consultoría. Según refleja un informe realizado por el Observatorio Sectorial DBK de INFORMA (https://www.informa.es/), el volumen de negocio de las firmas de consultoría, incluyendo la actividad en España y en el extranjero, se situó en 15.125 millones de euros en 2017, un 6,5% superior al registrado en el ejercicio anterior.

En este contexto, la actividad en el extranjero continuó siendo el principal motor de crecimiento del negocio. De hecho, la facturación por servicios a clientes ubicados fuera de España alcanzó los 3.825 millones de euros, un 9,3% más que en 2016, pasando a suponer la cuarta parte de los ingresos totales.

También el negocio en España mostró un buen comportamiento, al crecer un 5,6%, casi dos puntos más que en el año anterior. Esta evolución dio lugar a la cifra de 11.300 millones euros, lo que supuso superar el máximo histórico de 2008.

El segmento de tecnologías de la información generó unos ingresos en España de 9.500 millones de euros, el 84% del total. Por su parte, el mercado de estrategia, operaciones y procesos se cifró en 1.800 millones de euros, habiendo crecido un 6% respecto a 2016.

En 2017 se encontraban registradas casi 50.000 empresas o personas físicas dedicadas al sector de consultoría, cifra que se incrementó un 5,4% respecto al año anterior, prolongándose la tendencia alcista que se venía registrando en años anteriores.

Continúa apreciándose una tendencia de progresiva concentración sectorial, habiéndose producido en los últimos años la compra de diversas empresas pequeñas y medianas, así como operaciones de fusión entre grandes firmas.

Las cinco primeras empresas reunieron en 2017 el 43% del mercado, en tanto que la participación conjunta de las 10 primeras se situó en el 59%. Esta última cifra se incrementó en algo más de medio punto porcentual respecto al año anterior.  

PREVISIONES OPTIMISTAS

Las previsiones de evolución para el sector de consultoría muestran una prolongación de la tendencia de crecimiento del mercado, sustentada en la buena coyuntura económica, el favorable comportamiento de la actividad en algunos de los principales sectores demandantes y el efecto generador de nueva demanda derivado de los procesos de transformación digital y avances tecnológicos, en áreas como big data, plataformas cloud, movilidad, redes sociales o internet de las cosas.

Así, se estima que la facturación sectorial crecerá en torno a un 6% en 2018, lo que permitiría alcanzar unos 16.000 millones de euros.

Puntuación
[Total: 1 Average: 5]
FacebookTwitterGoogle+WhatsAppEmailCompartir