Ventajas del comercio electrónico para las pymes

0

Para acompañar a las pymes que estén apostando por las ventas online, Datisa, desarrolladores de software de gestión empresarial (www.datisa.es), ha resumido en cinco puntos las ventajas clave que implica la integración entre comercio electrónico y ERP. De un lado, la necesidad de vender más y, de otro, el incentivo de gastar menos, las pymes deben poner en la balanza la necesidad de contar con las soluciones informáticas necesarias, para avanzar en la consecución de sus objetivos de negocio, con agilidad, flexibilidad y seguridad.

Estas cinco ventajas de integrar ERP y comercio electrónico son:

Automatización de tareas. Asociado a uno de los principales beneficios que aporta el comercio electrónico -vender más- surgen una serie de necesidades paralelas relacionadas con la gestión de clientes, de pedidos, de facturas, de mercancías… Hacerlo de manera manual o a través de hojas de cálculo resultaría muy complicado en términos de tiempo y también de garantías de seguridad. Por lo tanto, es preciso integrar la plataforma de comercio electrónico con el aplicativo ERP, para automatizar funciones relacionadas con la gestión de clientes, pedidos, ventas, compras, contabilidad, etc.

Disponibilidad de dato único y acceso en tiempo real. Se trata de evitar las islas de información y garantizar que cualquier dato estratégico para el negocio está disponible en tiempo real, a través del ERP de manera sencilla, rápida y segura. Ello facilitará la toma de decisiones correctas.

Actualización y optimización de inventario. Actualizar la información es estratégico en un negocio en el que la inmediatez debe formar parte del mismo. Integrar ERP y comercio electrónico permite actualizar rápidamente los datos de compras y ventas, pero también actualizar el inventario, ya que toda la información de ventas online se registra inmediatamente en el ERP. La actualización de los datos de ventas e inventario facilita la planificación de las compras y la gestión de stock, reduciendo los costes asociados a los mismos.

Gestión eficiente de pedidos. Aunque la mayoría de plataformas de comercio electrónico disponen de un gestor de pedidos, lo cierto es que un ERP es mucho más efectivo para gestionar el flujo de pedidos y la concurrencia de usuarios, algo que reportará, sin duda, ventajas en cuanto a la calidad de la experiencia del cliente, y con ello su nivel de satisfacción.

Mejorar el control del negocio. La elaboración de informes financieros basados en transacciones online, por un lado, y la visión global de la organización que facilita, por otro, con datos que relacionan unas áreas con otras, permiten mejorar significativamente el control del negocio y ganar ventaja competitiva frente a otras tiendas online.

Como conclusión, Isabel Pomar, Directora Comercial y de Marketing de Datisa, asegura que “una integración óptima entre ambas plataformas mejora la eficiencia de todas las áreas, facilita el análisis de la información y con ello la identificación de oportunidades de mejora, tanto en el entorno productivo como en la distribución o las ventas”.